Quiero desearle a mis amigas y a todo el que visita nuestro amado Rincón una nota de felicidad, y que haya mucha melodía en ella, ya que hoy cumple siete años nuestro querido Rincón.  Que haya alegría por tan hermoso día, al que el Señor nos ha permitido llegar.

Gracias querido Nelson, porque su felicitación me llegó a tempranas horas de la mañana y con ella mi despertar, para gritar en una nota… ¡hoy el día no puede acabar sin tocar la nota más alta de felicidad! !El Rincón cumple! !Y son siete años!

Amigos, quiero a vuestro lado seguir creciendo, y deseo que cada año supere al anterior.  Cada cumpleaños es una buena oportunidad para recordar quiénes fuimos y quiénes somos.  No saben el gusto que me da, que a pesar de todo, sigamos manteniendo esta linda amistad.  Nunca olviden que en mí pueden confiar, les quiero y es una bendición conservar este hermoso lugar, unámonos con más fuerzas y vamos a seguir en pos del ideal.

Aunque la distancia no nos permita estar juntas en cuerpo, en alma podemos juntarnos y celebrar a lo grande este cumpleaños.

Gracias Señor, por todo, por “mucho más de lo que imaginé, mucho más de lo que pretendí”.

Toca la nota más alta de felicidad y dale la bienvenida a otro año con el Rincón.