Archivo de mayo, 2010

Mi alma se postra

lunes, mayo 31st, 2010

                                                                                                                                             Mi alma se postra ante tu presencia. Es tan dulce tu compañía que no quiere marcharse, quiere vivir perdida en el océano inmenso de tu amor. ¡Oh mi Dios! Cómo corren las horas a tu lado, embriagada del aroma exquisito de tu bondad, del encanto que tiene todo contigo. Es un cántico de una dulce y grata melodía. ¡Cómo se alivia el alma que te tiene… Continuar leyendo...

La Manera Multiforme de Adorarte

jueves, mayo 27th, 2010

                                                                                                               Cuando te adoro, mi Dios, lo puedo hacer con grandes suspiros, o en un derrame incontenible de lágrimas de gratitud, o en un canto solemne donde, envuelta de embriaguez al estar en tu compañía, me remonto a las alturas de tu firmamento. También lo puedo hacer en una dulce paz que me acaricia el alma, como una fresca brisa, o en un grito de aleluya, o en… Continuar leyendo...

La espera

miércoles, mayo 26th, 2010

                                                       Que intranquila e incómoda es la espera, y ¡cómo duele Señor! Pero aquí me tienes hasta    que se cumpla tu voluntad. No me cansaré, seguiré esperando, porque tú bien sabes que hay latente una pena mía y mi alma es persistente, y te pide, y te ruega y mi corazón confía, porque cree en ti, oh Señor de todo lo

¿Cuál es tu meditación?

viernes, mayo 21st, 2010

Hay tantas cosas que pueden ocupar nuestra mente, pero nada es más gratificante que la meditación en la Palabra de Dios. Meditemos en los versículos del dulce cantor de Israel, en el salmo 119:97-99: “¡Oh cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos, porque siempre están conmigo

El secreto de encontrar a Dios

miércoles, mayo 19th, 2010

 

El secreto de encontrarte, oh Dios, está en el alma que busca refugio a su soledad. Cuando está dispuesta a abrir el corazón, cuando quiere recibir y anhela encontrarte. El deseo de sentirte es la honda necesidad que nace de un gemido ahogado. Es la espera, la quietud, la serenidad del alma buscando lo que le pertenece, es el ir y venir de un murmullo de… Continuar leyendo...

¡Feliz cumpleaños amiga!

martes, mayo 18th, 2010

Hoy se viste de gala el Rincón, porque una querida amiga cumple un año más de vida, la querida Judita, la que una y otra vez saca de su cofre las perlas más selectas para que nosotras, sus amigas y lectores del Rincón, las disfrutemos. Ella sabe que su cofre se enriquece con el dar, porque ha comprendido que estamos aquí de pasada, para servir, para proveer… Continuar leyendo...

Recostada a tu pecho

martes, mayo 18th, 2010

Permíteme Señor, que como Juan, tu discípulo amado, yo también descanse en tu pecho, para llenarme de lo que el mundo no puede darme. Nada me puede dar el mundo Señor, porque no se puede dar lo que no se tiene. Protégeme en tu pecho del cansancio que causa la vida sin ti; déjame así reclinada contemplar el paisaje de tu amor, de dicha sin par, para… Continuar leyendo...

María la madre de Jesús

martes, mayo 11th, 2010

 

Hoy quiero hablar de María la madre de Jesús. María era israelita, conocedora de la ley de Dios, ella vivía en obediencia y apartada del mal. En aquel tiempo las doncellas o jóvenes iban al matrimonio con su virginidad, por orden de Dios, y

¡Feliz cumpleaños, Orfita!

miércoles, mayo 5th, 2010

Hoy es un día de fiesta, porque hoy cumple años mi pequeña hermanita Orfita, la cariñosa, la que me expresa con un sinfín de remilgos el deseo que tiene de verme; la consentida de su viejita, la mimada de sus muchas hermanas, la más hermosa, porque posee la hermosura de una mujer cristiana; la que nos hace correr a su lado cuando se siente mal, porque nos tiene… Continuar leyendo...

Ataque de amor

martes, mayo 4th, 2010

 Hace poco oí contar de un consejo que alguien le dio a un padre que se sentía frustrado, porque no sabía cómo demostrarle a sus hijas cuánto las amaba. El consejo consistía en darle muchos besos a sus hijas cuando estuvieran dormidas, y cuando le preguntaran qué era lo que pasaba, su respuesta sería: “Me dio un ataque de amor”.

Me causó mucha gracia ese consejo y… Continuar leyendo...