Archivo de abril, 2010

La luz que no se apaga

jueves, abril 22nd, 2010

Leí de un explorador inglés que murió cuando se encontraba a mil metros de una cueva en las grutas de Cacahuamilpa, México, cuando se apago la luz que llevaba. Hace algunos años que, al explorar esas grutas para el turismo, encontraron los huesos del explorador y su perrito, murió por no tener luz para salir de esa inmensa cueva.

A mí me aterra la oscuridad, pienso… Continuar leyendo...

Demasiado tarde

domingo, abril 18th, 2010

 

  Hace poco leí una anécdota de una madre que hacía tiempo estaba enferma. Un día tuvo que regañar a su hija por algo que ella había hecho. En vez de aceptar la amonestación, la chica se ofendió profundamente y no le dirigió la palabra a su madre durante el día entero.

Aquella noche, cuando se dirigía a su habitación, oyó a su madre que… Continuar leyendo...

El toque de la mano de Dios

viernes, abril 16th, 2010

Quiero contarles de una amiga que se sentía afligida, sola y triste. Sentía que ya el Señor no estaba cerca de ella; oró y le pidió a Dios que no la abandonara en su vida.

Una amiga le dijo:

-Cuando ores pídele a Dios que te toque y Él lo hará.

Ella derramó su alma al Señor y enseguida sintió que… Continuar leyendo...

Sara

miércoles, abril 14th, 2010

La primera vez que se nombra a Sara en la Biblia es en Génesis 11:30, donde nos dice que es una mujer estéril: “Era Sarai estéril y no tenía hijos”. En esa época, era sumamente importante que las mujeres fueran madres. Sara sufre mucho por su esterilidad. Pero ella era la amada esposa de un hombre destinado por Dios a fundar un gran pueblo; la mujer de… Continuar leyendo...

Perder el control

viernes, abril 2nd, 2010

Íbamos mi esposo y yo en la carretera, cuando de pronto un carro que manejaba un señor, comenzó a dar vueltas. Yo pensé que se mataba, cerré mis ojos y comencé a gritar y llorar. Cuando Daniel me dijo que el hombre había logrado controlar el carro y estaba bien, me pareció mentira. Después de ver cómo perdió el control y dar tantas vueltas, fue sólo un… Continuar leyendo...