Archivo de enero, 2010

Conócelo más

jueves, enero 28th, 2010

 

  Cuando a mí me cuentan de alguien que yo no conozco, pero me la describen con muchos detalles, me hago una  imagen de cómo es, y sin haber visto a la persona, me parece conocerla. Pero cuando la conozco es cuando realmente puedo apreciar si es como me lo dijeron. Pero eso no es suficiente, tengo que conocerla más, saber cómo es su trato, su gusto… Continuar leyendo...

Jesús te está cuidando

lunes, enero 18th, 2010

A veces pasamos por procesos tan difíciles que nos parece que, tal como el sol al finalizar el día, el Señor se oculta, pero cuando acudimos a Él pidiendo su auxilio, enseguida lo podemos notar en todas las cosas, desde la  estrella que guía en la noche hasta en un lirio creciendo en un valle y ¡qué decir de una oración contestada por

La fuerza de la costumbre

miércoles, enero 13th, 2010

Tenemos que cuidar nuestros hábitos, si no se convierten en costumbres, la costumbre no es otra cosa que un hábito adquirido por la repetición frecuente de un acto.

Fui de compras y cuando llegué a la tienda, salí del carro, cerré con seguro y olvidé sacar las llaves. Me sentí tan mal que me hice el propósito de

¿Te has imaginado como es el cielo?

lunes, enero 11th, 2010

Se cuenta la historia de una pequeña niña ciega de nacimiento a quien su madre le había contado con  frecuencia de las hermosuras del mundo. Un día un especialista realizó una operación muy delicada en sus ojos. Llegó el día cuando las vendas le fueron quitadas. La enfermera movió la cama del hospital hacia la ventana y afuera había un bello jardín de rosas en plena florescencia… Continuar leyendo...

No es comenzar, sino terminar

viernes, enero 8th, 2010

El martes, en el programa de oración y testimonio, al finalizar el año 2009, un joven que pasó a testificar dijo: "yo comencé mal este año, pero lo terminé bien”. Los resentimientos lo alejaron de su hogar y de su Dios. Al  terminar el año ya él había enmendado su vida y retornado a su hogar y a su Dios. Al oír estas palabras me dije: “Lo… Continuar leyendo...

Que tu fe no muera

miércoles, enero 6th, 2010

 

Cuenta una anécdota que un banquero arruinado, un artista en desgracia, un inventor empobrecido, y un hombre abrumado bajo el peso de una gran amargura, se decían mutuamente sus penas.

-Yo -dijo el banquero- he perdido una fortuna inmensa.

-Yo -repuso el artista- he perdido mi obra maestra.

-Yo -agregó el inventor- he perdido el fruto de muchos años de investigación.

-Pues… Continuar leyendo...